Cómo ganar apuestas

Llevo unos días queriendo escribir sobre uno de los temas que más consulta la gente en Google: ¿Cómo ganar apuestas?¿Cómo hago para ganar dinero con apuestas?

Empezaré este pequeño artículo diciendo que creo que normalmente la gente tiende a hacer las preguntas equivocadas para intentar solucionar sus problemas. Si tienes problemas de dinero, ganar apuestas, o apostar a secas, no es tu solución. Ganar dinero con apuestas es un objetivo complejísimo que muy poca gente en el mundo puede hacer de forma casi sistemática, y eso son los jugadores profesionales. No es fácil y no es para todos. Y estoy seguro al 99’99% de que no es para ti, lector. Sin embargo, y con fines didácticos y lúdicos, voy a tratar en este artículo el tema de las apuestas y cómo y en qué contextos puedes ganarlas.

Desde siempre sentí debilidad por las historias de tramposos encantadores. Desde el Lazarillo de Tormes a Arsene Lupin (Caballero Ladrón) o Robin Hood en la literatura, hasta películas como The Sting (El Golpe), El Color del Dinero, o la saga de Danny Ocean me marcaron muy profundamente en mi adolescencia. El arquetipo del personaje de buen corazón pero formas y costumbres picarescas siempre ha sido atractivo, de ahí que ese subgénero narrativo tenga tantísimos años y tan buenos ejemplos.

Estas y otras historias que han ido apareciendo más recientemente (probablemente, la más famosa de la actualidad sea la saga Ahora Me Ves, protagonizada por una banda de magos que usan sus habilidades para robar a modo de Robin Hoods modernos) nos entusiasman porque la combinación de paradigmas nos acerca a un supuesto en que es fácil sentirnos identificados: ¿quién no haría todo eso que, oficialmente, es censurable y propio de ladrones, si en el fondo estás siendo el bueno de la historia?

La vida real, sin embargo, es más compleja que las historias que nos apasionan en la ficción. Está claro que no está bien ir por ahí engañando, por muy simpático e inteligente que sea el método, o por muy rico que sea el objetivo y muy pobre el beneficiado. Pero el mundo y las experiencias que ofrece son enormes, y fue en un país extranjero cuando empecé a familiarizarme en activo con los métodos de la picaresca y formas suficientemente honorables de darles rienda suelta.

Fue hace unos ocho años, al acabar segundo de mi carrera en Comunicación, cuando decidí pasar el verano en Londres con nada más que un billete de ida y vuelta y mis -no demasiados- ahorros del año. Aquella era mi primera vez fuera de España, mi primer contacto real con la cultura y el idioma de los ingleses y fue mi primer contacto con el mundo de las apuestas. La primera vez que entré en un Casino (fue el Empire, en Leicester Square), la primera partida de Blackjack, el primer torneo presencial de póker. Aquellas primeras experiencias lejos de mi casa, llenas de emociones fuertes y muy satisfactorias a corto plazo me hicieron prestar aún más atención a ese mundo. Y descubrí que las apuestas en Londres iban mucho, mucho más allá del Casino.

En Londres hay más casas de apuestas que panaderías. Los ingleses apuestan por todo. Cualquier absurdez que se te pueda pasar por la cabeza es motivo de apuesta en un pub inglés al salir del trabajo y con zumo de cebada de por medio. Es una cuestión cultural, bastante alejada de lo que conocemos en España. Descubrí allí un concepto que me era desconocido y que en ingles se conoce como “Proposition Bets”, apuestas que se hacen en un bar y que sencillamente giran en torno a algunas rondas o algunas libras. En ese contexto aprendí lo que voy a compartir contigo a continuación.

¿Cómo ganar apuestas? La única forma de ganar apuestas de forma sistemática es si puedes controlar el resultado. ¿En un Casino? La banca siempre gana. ¿En el Hipódromo? Perderás hasta los calcetines. Por no mencionar que es más probable estadísticamente que te parta un rayo a que te toquen los Euromillones. Pero si tu controlas el entorno y las reglas sin que sea obvio, ganarte una cerveza o una simple ronda de aplausos y admiración es realmente fácil. Y muy divertido.

Básicamente, una Proposition Bet es decir que puedes hacer algo que el resto de personas presentes creerán que es imposible que puedas hacer. Precisamente será esa seguridad en que lo que propones es imposible lo que te facilite ganar una apuesta que aparentemente no puedes ganar. En resumen: una Proposition Bet es una apuesta que siempre vas a ganar.

Para no extenderme mucho más, en mi canal de Youtube Truco Mental he empezado una serie de videos en los que explico sencillas y divertidas Proposition Bets que podrás utilizar para echarte unas risas con tus amigos y quizá ganarte una ronda gratis. Aquí abajo tienes la primera entrega, a la que seguirán más las próximas semanas. ¡Que te diviertas!

¡Ah! Y recuerda lo que dijo un maestro: “Cuando se apuesta, a la larga, siempre se pierde.”


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *